miércoles, 11 de marzo de 2015

¿Berrinches de tu hijo en público? Aprende a manejar la situación

Muchos hemos visto a niños haciendo un berrinche en público, pero cuando es tu hijo el que lo está haciendo, no sabes ni que hacer. Como padre o madre te sientes totalmente responsable y avergonzado, no sabes qué hacer en ese momento, las demás personas te miran y en eso momento piensas que si le hablas fuerte al niño los demás dirán que lo maltratas, pero si no haces nada el niño parece gritar más fuerte.



La anterior situación descrita es común que pase, ya sea, en el centro comercial, en el supermercado, el cine, el parque, etc. Pues bien si tú hijo lo ha hecho y piensas que puede volver a suceder, lo primero que debes hacer es calmarte tú como adulto antes de querer calmar al niño.

Es importante saber que los berrinches son parte del desarrollo del niño y aparecen principalmente entre el primer y tercer año de vida (Pearce, 1999), lo importante es saber cómo responder para que la situación no se salga de control.

¿Qué hacer mientras el berrinche está sucediendo?

  • Gritar o regañar al niño no solucionara el problema en ese momento, es mejor guardar la calma y de ser posible llevar al niño a algún lugar en privado, esperar que se le pase el berrinche y después hablar con él/ella sobre lo que sucedió y le molesto.
  • Debes mantenerte siempre firme con las reglas establecidas y no ceder solo para que deje de llorar o tirarse al suelo, es decir, si comienza con el berrinche pero tú terminas cediendo a sus peticiones, como darle el dulce que quería o quedarse más tiempo en el parque aunque ya habían acordado la hora de irse, solo lo estarás premiando por su comportamiento y esto hará que haga un berrinche con mayor frecuencia pues así puede lograr lo que quiere.

  • Explicar a tu hijo antes de salir de casa a donde van, cuánto tiempo tardarán y lo que puede y no debe hacer, por ejemplo si van al mercado, descríbele el lugar, lo que compraran y lo que puede pedir.
  • Antes de salir de casa, asegúrate que el pequeño haya comido bien y no tenga sueño, ya que de lo contrario se puede poner irritable.
  • Ayúdalo a conocer sus emociones y sentimientos, por medio de los berrinches los niños expresan lo que les molesta, usa palabras para aclarar lo que está sintiendo, por ejemplo “veo que estás molesto porque no nos podemos quedar más tiempo jugando, pero tenemos que ir a casa a terminar los labores, ya lo habíamos acordado”.  Pero recuerda siempre mantener las reglas.
  • Y algo de lo más importante, ten paciencia con tu ayuda será una etapa fácil de superar. Recuerda siempre decirles a tus hijos lo importantes que son para ti y a diario decirles que los amas.

Gracias por visitar el blog, déjanos tus comentarios, me encantaría saber si tienes alguna duda o sugerencia sobre de que temas hablar. Y si te fue útil este artículo o conoces a alguien a quien le pueda interesar ¡Compártelo!


1 comentario:

  1. Hay 2 cosas que yo añadiría, la primera que la dificultad principal, tal como indicas, se encuentra en la verguenza que se genera en el padre/madre/cuidador del niño. Ese el sentimiento que hay que gestionar como bien dices. Detrás de la verguenza suele haber un conflicto con nuestra identidad, en este caso la imagen de mal padre/madre que nos parece perciben los espectadores. Trabajar esta emoción es un clave.
    La segunda a mi parecer es dar seguridad al niño a través del contacto físico: abrazarlo. Detrás de los berrinches en el niño suele haber inseguridad e impotencia. Dar seguridad es el camino. Y no funciona como el interruptor de la luz, hay que hacerlo varias veces con honestidad y cercanía para el niño, hasta que este perciba la seguridad de los brazos de su padre/madre.

    ResponderEliminar

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE…

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Ayuda Psicológica en Twitter... síguenos!!