jueves, 19 de febrero de 2015

Involucrar a los hijos en el divorcio ...... solo para bien

Pasar por las etapas del divorcio no es algo que afecte solo a los adultos, inevitablemente afecta a los hijos independientemente de su edad, ellos también pueden presentar estrés, sentimientos de culpa, angustia, frustración y tristeza, por la situación vivida.

La teoría del Apego (John Bowlby 1907-1990) nos habla de la existencia del vínculo emocional entre padres e hijos, por lo que el divorcio hace que los niños se sientan vulnerables, piensan que su soporte está en peligro y experimentan sentimientos de abandono y pérdida.


Esta mima sensación de abandono la pueden experimentar los adolescentes, muchos piensan que por ser mayores pueden confrontar la circunstancia con más madurez e independencia, sin embargo durante la separación de los padres, el adolescente puede sentirse incomprendido, rechazado, expresándose con enojo, agresividad o desinterés por sus actividades cotidianas.

Por ello es aconsejable que desde el inicio del proceso se les explique a los hijos, conforme a su edad, lo que está sucediendo, siendo honestos, dándoles a conocer los motivos y consecuencias. Esto evitará malos entendidos o fantasías donde ellos se culpen.

Se debe evitar hablar mal del padre o de la madre a los hijos, evitando que se alineen, es decir, que se pongan a favor de alguien, esto equivale también a no usarlos para  hacerle daño al ex cónyuge,  esto solo los dañara y confundirá más, Siempre teniendo en mente que para ellos, los dos son importantes y necesita amor, apoyo y comprensión de ambos, así se dejará en claro que se rompe el vínculo como pareja, pero NO como padres, por lo que seguir pasando tiempo con los hijos es indispensable.

Una vez que se haya tomado la decisión, se debe evitar alimentar fantasías de reconciliación y siempre que se pueda y de acuerdo al caso, es importante que ambos padres lleguen a un acuerdo y convivencia sana, pues de tu pareja te puedes divorciar pero con los hijos siempre existirá un lazo inquebrantable.

Algunos libros que puedes leer o recomendar sobre este tema son:
Lucas, P. & Stéphane. (2003) El divorcio explicado a nuestros hijos. Edit: El Aleph.
Beyer, R. & Winchester, K. (2009) Cómo explicar el divorcio a los niños. Edit: Oniro.


Gracias por visitar el blog, recuerda dejarnos tus comentarios y sugerencias.

2 comentarios:

  1. Comparto los comentarios y agradezco los libros recomendados. Quisiera enfatizar el daño, en una etapa de grandes cambios como es la adolescencia, que les supone a los hijos adolescentes el divorcio. Su proceso de desarrollo, su re estructuración de personalidad, conlleva un egocentrismo y los problemas de sus padres interfieren en ese proceso. No van a mostrar sus emociones, como cuando eran más pequeños, el malestar que les ocasionan sus padres no lo expresarán, pero si les puede interferir en su búsqueda de identidad. Es conveniente que dichos progenitores hablen con sus hijo y reconozcan sus errores para con ellos y les pidan disculpas por el daño que les están ocasionando, a pesar de que ellos no lo pidan ...su humildad y expresión emocional será un modelo para esos hijos que podrán canalizar su enfado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedes por tu comentario, y coincido con tus palabras, es importante tomarlos en cuenta y que siempre exista comunicación entre padres e hijos. Saludos

      Eliminar

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE…

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Ayuda Psicológica en Twitter... síguenos!!