viernes, 19 de diciembre de 2014

¿Qué puedo regalarle a mis hijos esta navidad (o día de reyes)?


Para muchos, ésta es la mejor época del año, para otros son tiempos difíciles, hay quienes anhelan estas fechas para convivir con sus seres queridos que sólo ven una vez al año, pero sin duda, la magia de la navidad mantiene a los hijos al pendiente de recibir sus tan esperados regalos.

En este artículo especial navideño te hablo no sólo acerca de lo que podrías regalar a tus hijos, además de los objetivos que se pueden generar a través de esto.

Para empezar, es muy común escuchar a padres de familia “chantajear” en estas fechas con la clásica frase “si no te portas bien, no te van a traer nada los reyes" (Santa Claus, Papá Noel, el niño Dios, etc), lo cual por lo general no ayuda mucho a regular el comportamiento de nuestros hijos. En primera porque si llega a causar impacto sólo es mientras duran las fiestas decembrinas y no todo el año, que sería lo ideal. En segunda porque independientemente del comportamiento de nuestros hijos, siempre procuramos darles lo que consideramos mejor, que pasen un momento inolvidable a la hora de abrir sus regalos, por lo cual los hijos descubren que independientemente del cómo se porten, siempre recibirán los mejores regalos.

Por lo cual yo recomiendo que si quieres utilizar los regalos de estas fechas para regular el comportamiento de tus hijos, seas claro desde principios del año, y que quede establecido por escrito en un lugar visible qué conductas son adecuadas y cuáles no, es importante que los niños establezcan sus propias reglas y sus propias sanciones, podrían llevar un registro semanal o mensual respecto a cómo ha sido su comportamiento para que en base a esos resultados sean los regalos que reciba en estas fechas. O por el contrario evitar el chantaje a través de los regalos de navidad, ya  que como lo mencione anteriormente, esto difícilmente regula la conducta si sólo se aplica en el último mes, o sí a pesar del comportamiento los niños reciben siempre sus regalos.

Respecto al tipo de regalo, es decir: tamaño, material, precio, cantidad, etc. Aquí te puedo plantear diferentes situaciones, primero que debes conocer qué tipo de productos piden tus hijos, por qué los piden y qué beneficios traen, por ejemplo hay quienes piden aparatos electrónicos, otros piden juguetes de pilas, hay quienes piden libros, algunos piden películas, incluso llegan a pedir instrumentos musicales, muy pocos piden ropa, etc. En base al tipo de productos que pidan, podemos observar que libros, instrumentos  musicales, juguetes didácticos (para realizar experimentos, hornear, preparar postres, o productos como rompecabezas, algunos juegos de mesa, etc), ropa, y quizá algunas películas, son productos que traen beneficios muy claros, lo importante es que si nuestros hijos lo piden, o sabemos que es algo que les gusta, serían excelentes regalos, sin embargo ocurre que si es algo que no pidan, pueda no ser bien recibido. Por ejemplo, en el caso de regalar ropa, es bien sabido que es un producto básico y que es sumamente necesario, pero hay otras épocas para regalar estos productos, si los hijos no piden estos productos, es mejor no regalarlos en estas fechas. Ponte un momento en su lugar, recuerda cuando tenías su edad, y piensa en el juguete que más llamaba tu atención, visualízate por un momento esperar todo un año para recibir ese regalo y que en lugar de eso, llegue ropa. Insisto es un regalo necesario, pero no es muy recomendable para estas fechas.

En el caso de juguetes con pilas, aparatos electrónicos, videojuegos, son productos que además de caros, llegan a desarrollar algunas conductas inapropiadas como incitar a la violencia, además de que puede generar adicción al juego, y los beneficios son mínimos, no digo que sean malos, pero tampoco son del todo recomendables. En todo caso es importante establecer horarios para la utilización de estos productos, por ejemplo en el caso de los videojuegos, que sólo se pueda utilizar cierta cantidad de horas a la semana. Algunos podrían incluso ser sustituidos, por ejemplo, en lugar de carros a control remoto, sustituirlo por carros artesanales hechos de madera, esto además tiene una doble intención, por un lado reduces costos, y por otro generas economía a tu comunidad. ¿Cómo es eso?, déjame te explico en el siguiente párrafo.

Procura comprarle a tu comunidad en lugar de comprarles a las grandes empresas, esto ayuda a generar economía en tu comunidad, supongamos que tú ofreces un servicio, o tienes algún negocio, tienes cierta economía, vas y compras carne, pollo, verduras, etc a tus vecinos, ellos acuden a tu negocio o son clientes de tu servicio, y a la vez de los mismos vecinos, se incrementa o por lo menos se mantiene la economía del vecindario. Supongamos que llega una nueva empresa, en donde venden carne, pollo y verduras, y compras ahí en lugar de comprarles a tus vecinos, y ellos ya no les alcanza para pagar tu servicio, por lo tanto baja tu economía también. Eso mismo ocurre cuando compras juguetes a las grandes empresas en lugar de comprarle a los artesanos de tu comunidad, por lo tanto es importante fortalecer la economía nacional y local a partir de estas pequeñas acciones.

Con respecto a los juegos de mesa, son una muy buena opción, porque generan un ambiente de compañía y de convivencia, además de que asocia a los hijos a involucrarse con los reglamentos, en general los juegos tienen una serie de pasos o de cosas que están permitidas y cosas que generan sanciones (como perder un turno), pero en los juegos de mesa está más explícito, lo cual propicia que en la vida se acaten las leyes establecidas por la sociedad (llámese familia o país), además de que fomenta unión en la familia, es importante no sólo regalar este tipo de juegos, sino participar en ellos con sus hijos.

Otro aspecto a considerar es el fomentar la equidad de género y romper con los “roles de género”. Recuerdo una ocasión, en la que terminando una conferencia, una persona se acercó a mí y me comentó que su hijo (un niño de aproximadamente 4 años) comenzaba a jugar con las muñecas de su prima, que las cargaba y peinaba, entonces me preguntó ¿Qué podría pasar si lo dejaba que siguiera jugando así?, yo le contesté que lo único que podría suceder es que probablemente cuando sea grande será buen padre. La función de muchos juguetes es la de preparar a la niñez a lo que probablemente será la vida de adultos, podemos observar juegos y juguetes como “la comidita”, las muñecas, maqullajes, la planchita, que principalmente se le adjudican a “las niñas” cuando realmente lo que hacen es perpetuar este rol que por años se le ha atribuido a las mujeres, mientras que a los niños se les educa a través de juegos toscos y juguetes como herramientas, que los preparan a que cuando sean grandes probablemente tengan un oficio, tengan carro, mientras que se les excluye a las mujeres de este tipo de juegos. Si volteamos un poco la mira a la desigualdad social que sufren las mujeres al buscar trabajo, o cuando observamos por ejemplo que hay mucha violencia por parte del hombre hacia la mujer, entonces descubrimos que tanto han influido los juegos en nosotros, por eso es importante romper con estas situaciones, así que los juegos y juguetes son universales, no existen exclusivos de niño o exclusivos de niña.

Por último me gustaría recordarte que lo mejor que le puedes regalar a tus hijos, es tu tiempo, es comprensible que busques lo mejor para ellos, que todo el año te la pases trabajando para que no les falte nada, pero recuerda que hay cosas que el dinero no puede comprar, por lo tanto aprovecha estos días de vacaciones (o en caso de que no tengas vacaciones en estas fechas, busca algunas fechas para descanso) para pasar un momento inolvidable con tu familia.


2 comentarios:

  1. Muchas gracias Ani, que bueno que te gustó, espero te sea de utilidad y puedas ayudarnos a compartirlo.

    ResponderEliminar

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE…

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Ayuda Psicológica en Twitter... síguenos!!